LAS PALABRAS COMO PUERTA HACIA OTROS…

 

La comunicación humana y el don de un lenguaje lleno de significados, matices y posibilidades, que se nos ha otorgado, puede marcar la diferencia entre sentirnos solos y sentir la compañía de alguien, pues las palabras logran dar forma a aquello que sentimos, pensamos, necesitamos y creemos, como una especie de puerta que con cada frase… atravesamos desde el “yo” hacia el “nosotros”.

 

¿De qué nos sirve esto en medio de la crisis?

  • Comunicar a otros a través de palabras el cómo nos sentimos, nuestras percepciones, dudas y temores, contribuye no sólo al desahogo, sino a dar a otros la posibilidad acompañarnos, empatizar y disminuir la sensación de soledad que en general podemos llegar a experimentar.
  • El hablar de cómo nos afecta esta crisis, tarde o temprano nos llevará a hablar de nosotros mismos y de nuestras reales necesidades… aun más allá de esta difícil situación… como una especie de vehículo que nos permite reconocernos y mostrar nuestra verdad.
  • Hablar puede permitir a otros seres humanos, que viven esta crisis al igual que nosotros, encontrar un espacio en donde descansar de sus propios pesares, para reconocer lo importante que su sola presencia y escucha pueden ser.
Menú de cierre