LA IMPORTANCIA DE LOS MUNDOS INTERIORES…

 

Las millones de conexiones que al interior de nuestro cerebro ocurren a cada segundo generan un sinfín de ideas, que a su vez construyen mundos de diverso tipo, a los que en muchos casos acudimos cuando queremos estar con nosotros mismos o ausentarnos de eso que llamamos “realidad”. El reflexionar, el imaginar y el crear, son entre otras herramientas las que nos permiten no sólo armar, sino nutrir y expandir estos mundos, sin límite alguno, pudiendo llegar a ser éstos un gran espacio donde descansar, y crecer a partir de nosotros mismos, lo que nos ha pasado y el significado que le damos.

 

En medio de esta crisis, los mundos interiores en la medida que los reconozcamos, pueden permitirnos…

 

  • Ser saludablemente independientes de lo que ocurra afuera, sobre todo cuando no nos permite estar en paz, pues en estos espacios interiores nos damos a nosotros mismos… exactamente lo que necesitamos.

 

  • Filtrar aquello que no nos es nutritivo, no dejándolo entrar, sin que ello implique sensación de pérdida alguna, pues reconocemos la riqueza de lo que habita en nuestro interior.

 

  • Generar nuevas respuestas en un contexto de calma y validación de lo que sentimos, pensamos y creemos.

 

Menú de cierre