CONFIANZA EN SÍ MISMO… LO QUE PUEDE SOSTENERNOS…

 

La incertidumbre y los temores que nuestra mente genera, en muchos casos no nos permiten ver las oportunidades que las circunstancias, por difíciles que sean, nos ofrecen, lo que provoca que tampoco veamos las herramientas intelectuales, emocionales y espirituales con que contamos para desarrollarnos y vivir las crisis como la que hoy atravesamos. Nos aborda entonces la inseguridad, y pareciera que aquello que viene de afuera llega a ser más creíble que lo que habita en nuestro interior. Es entonces cuando dejamos de confiar en nosotros mismos, aumentando la ansiedad y la desorientación.

¿Qué hacer entonces?

  • En vez de saturarnos con informaciones, comentarios y teorías, preguntémonos a nosotros mismos que es lo que realmente pensamos por nosotros mismos y sostengámonos en ello.
  • Filtremos con mucho cuidado toda información que no provenga de una fuente confiable, entendiendo que nosotros mismos y lo que sentimos, ya es una buena fuente.
  • Miremos nuestra vida y a todo lo que nos ha permitido llegar hasta donde estamos, y que por lo demás nos sostiene… tengámoslo presente, escribámoslo y revisémoslo de manera habitual… nos daremos cuenta que es más de lo que habíamos pensado.

 

Menú de cierre